Los casos de COVID-19 no cesan de aumentar por casi todo el territorio de la Unión Europea, y las medidas escogidas por gobiernos del más diferente calado siguen siendo, entre otras, las de restringir la movilidad de los ciudadanos. España no se ha quedado atrás en este sentido. La última vuelta de rosca legislativa ha llegado con la disposición 14049 de BOE, publicada en el BOE el pasado 11 de noviembre de 2020 por parte de la Dirección General de Salud Pública.

En resumen: se obliga a la presentación de un PCR con resultado negativo en las 72 horas previas a la llegada a España desde cualquier país en riesgo. Y en ese extenso grupo entran casi toda la UE, Estados Unidos, Argentina, Gran Bretaña, o Andorra.

El tema de los controles sanitarios en los puntos de entrada a España ha sido un tema de discusión desde ya antes del pasado verano, y esta nueva disposición ha marcado la nueva normativa al respecto. Los primeros controles sanitarios en las fronteras comenzaron allá por el 29 de junio de 2020, y las restricciones u obligaciones fueron ampliadas por la Resolución del 24 de julio de 2020. Pero así como la situación epidemiológica ha ido mutando, también lo han tenido que hacer las normativas.

En primer lugar, cabe resaltar que la Unión Europea se ha puesto de acuerdo para aplicar un criterio común. Hasta ahora, se había evidenciado una importante disparidad en los modelos de control sanitario de cada país y, por ello, el Consejo de la Unión Europea ha adoptado la Recomendación (UE) 2020/1475, publicada el 13 de octubre de 2020. En ella se recomienda un enfoque coordinado de la restricción de la libre circulación en respuesta a la pandemia de COVID-19. Y aunque se afirma que las limitaciones deben aplicarse respetando los principios generales del Derecho de la Unión, en particular la proporcionalidad y la no discriminación y el respeto a la libre circulación de personas en el ámbito territorial de la UE, las restricciones han llegado a toda Europa.

Por supuesto, las medidas aplicadas por el gobierno español siguen las recomendaciones explicitadas por la UE. En concreto, los puntos más destacados de esta nueva normativa para los viajeros desde países extranjeros son los siguientes:

  • Todos los pasajeros que lleguen a España por vía aérea o marítima deberán someterse a un control sanitario antes de su entrada en el país. Dichos controles podrán incluir la toma de temperatura, un control documental y un control visual sobre el estado del pasajero. Los pasajeros internacionales que se encuentren en escala en España no entrarán en este grupo.
  • Todos los pasajeros con destino en España deberán cumplimentar, antes de la salida, un formulario de salud pública denominado «Formulario de Control Sanitario». Se realiza a través de la web www.spth.gob.es o de la aplicación Spain Travel Health-SpTH.
  • Se debe disponer de una PCR con resultado negativo, realizada en las setenta y dos horas previas a la llegada a España. Si no, el pasajero en cuestión quedará a la espera de realizar las pruebas que decidan los Servicios de Sanidad Exterior.
  • Los pasajeros que, tras la realización de los controles de temperatura, visual o documental, se determine que existe sospecha de que puedan padecer Covid-19, deberán someterse a una PCR. Además, se podrá exigir a los pasajeros una prueba PCR de COVID-19 en las cuarenta y ocho horas siguientes a la llegada, cuyo resultado deberán comunicar a los Servicios de Sanidad Exterior por la vía que se le indique a tal efecto.
  • Si la evaluación sanitaria confirma las sospechas, si se trata de un contacto estrecho de Covid-19, o si se obtiene un resultado positivo tras la realización de una PCR, se activarán los protocolos de alerta sanitaria para dicho pasajero. Estos se establecerán en coordinación con las autoridades sanitarias de la comunidad autónoma española correspondiente.
  • El listado de países o zonas de riesgo, así como los criterios empleados para su definición, serán revisados cada quince días. Su actualización será publicada en la página web del Ministerio de Sanidad —https://www.mscbs.gob.es/— o en la web SpTH: https://www.spth.gob.es.
  • En el momento de la publicación, entraban en dicha lista todos los territorios de la UE —salvo contados casos como las Islas Faroe y Groenlandia, varias regiones griegas, otras noruegas y las Islas Azores— y terceros países entre los que se incluían Gran Bretaña (Gibraltar incluido), Estados Unidos, Colombia, Argentina, Andorra, Rusia, Suiza o Ucrania.

¡Obtén una evaluación de tu situación!

Si necesitas ayuda para tramitar un permiso de residencia no-lucrativa, inversión, autorización de trabajo y/o estudio en España, entonces reserva 60-minutos de asesoramiento online y obtén consejos útiles para alcanzar el éxito.

Reserva tu consulta online
Compartir: