Desde que comenzaron los cierres de fronteras debido al COVID-19 en marzo de 2020, saber cuándo se puede viajar o no a un país se ha convertido en una tarea hercúlea. Incluso los diferentes procesos para la adjudicación de golden visas en la UE han sufrido cambios durante este tiempo.

España, claro, no es una excepción: el estado de alarma que se alargó hasta el 9 de mayo, así como las diferentes leyes y normas que han regulado la entrada al país, han supuesto todo un rompecabezas para cualquier viajero.

Ahora, ante la pregunta de si se puede viajar a España o no desde fuera del espacio Schengen de la UE, la respuesta es que sí, aunque se deben cumplir ciertos requisitos y formar parte de un grupo de excepciones.

Cuáles son y durante cuánto tiempo lo serán es algo que trataremos en este artículo. También trataremos, por último, de jerarquizar cuáles han sido las medidas que nos han traído hasta este punto durante los años de pandemia.

Las excepciones para poder viajar a España

La pregunta de si se puede viajar o no a España —como ocurre con casi cualquier otro país del mundo— acarrea dificultades importantes. Principalmente, porque los cambios en la legislación se producen cada poco tiempo.

Primero de todo, cabe decir que la entrada a España para un nacional de un tercer país sigue denegada. Sin embargo, las excepciones que lo permiten son tan amplias y generales que, en sentido práctico, se podría decir que sí se puede entrar a España salvo en casos contados. Uno de esos casos contados, claro, es no estar vacunado y no formar parte de ninguna de las otras excepciones.

Veamos, a continuación, todas las excepciones para poder entrar a España:

  1. Ser residente habitual en la Unión Europea, en asociados Schengen, Andorra, Mónaco, El Vaticano (Santa Sede) o San Marino y que se dirijan a ese país, acreditándolo documentalmente. Es decir, que si vives en Francia y vienes en un vuelo desde Argentina hacia Madrid, se te permitirá la entrada.
  2. Ser titular de un visado de larga duración expedido por un Estado miembro o Estado asociado Schengen que se dirijan a ese país. Por seguir con un ejemplo parecido al anterior: si tienes pasaporte argentino pero cuentas con una autorización de residencia de dos años emitida por el Estado francés, podrás viajar por España para llegar a Francia.
  3. Estar acreditado como profesional de la salud, incluidos investigadores sanitarios y profesionales del cuidado de mayores, y dirigirse o regresar de ejercer dicha actividad laboral.
  4. Personal de transporte, marinos y el personal aeronáutico necesario para llevar a cabo las actividades de transporte aéreo. Si eres profesional de los servicios de transporte por carretera, marino o aeronáutico, no tendrás problemas en entrar a España.
  5. Personal diplomático, consular, de organizaciones internacionales, militares, de protección civil y miembros de organizaciones humanitarias, en el ejercicio de sus funciones.
  6. Estudiantes que realicen sus estudios en España, en los Estados miembros o Estados asociados Schengen, y que dispongan del correspondiente permiso o visado para estancia de larga duración. Esto, claro, siempre que se dirijan al país donde cursan sus estudios, y que la entrada se produzca durante el curso académico o los 15 días previos. O si el destino es España y la duración de la estancia es de hasta 90 días, acreditando que los estudios se realizan en un centro de enseñanza autorizado en España, inscrito en el correspondiente registro administrativo, siguiendo durante esta fase un programa de tiempo completo y presencial.
  7. Trabajadores altamente cualificados cuya labor sea necesaria y no pueda ser pospuesta o realizada a distancia, incluyendo los participantes en pruebas deportivas de alto nivel que tengan lugar en España. Estas circunstancias se deberán justificar documentalmente. Por poner un ejemplo muy candente y actual: a diferencia de lo que ocurrió en Australia, Djokovic podría jugar el Masters de Madrid si la legislación no cambia.
  8. Personas que viajen por motivos familiares imperativos debidamente acreditados. Aquí la casuística es variada, pero hemos visto cómo el Consulado de España denegaba dar apoyo a la entrada a España, a una madre que venía a acompañar a su hija en el parto de su hijo, por el hecho de que el padre iba también a acompañarle en ese momento.
  9. Personas que acrediten documentalmente motivos de fuerza mayor o situación de necesidad, o cuya entrada se permita por motivos humanitarios.
  10. Residentes en ciertos terceros países. Siempre que procedan directamente de ellos, hayan transitado exclusivamente por otros países incluidos en la lista o hayan realizado únicamente tránsitos internacionales en aeropuertos situados en países que no constan en el anexo. A febrero de 2022, dicha lista de terceros países y territorios es la siguiente, listado de países considerados seguros: Baréin, Chile, Colombia, Indonesia, Kuwait, Nueva Zelanda, Perú, Qatar, Ruanda, Arabia Saudí, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Uruguay, China, RAE de Hong Kong, RAE de Macao y Taiwán.
  11. Personas en posesión de un certificado de vacunación o recuperación reconocido a tal efecto por el Ministerio de Sanidad, previa comprobación por las autoridades sanitarias. Personas entre 12 - 18 años que, en caso de no disponer de una pauta de vacunación válida, presenten una prueba de amplificación de ácido nucleico molecular-NAAT (RT-PCR o similar) del SARS-CoV-2 con resultado negativo realizada 72 horas antes de la salida, previa comprobación por las autoridades sanitarias. Además de personas menores de 12 años.
  12. En cualquier caso, debido a que esta información cambia cada poco, siempre se puede consultar en la web del Ministerio de Sanidad los requisitos para cada país.

IMPORTANTE: En vista de la favorable evolución de la pandemia, las autoridades españolas y marroquíes han acordado reabrir el paso por vía terrestre entre las ciudades Ceuta y Melilla con Marruecos de forma gradual y ordenada. La Orden INT/424/2022 y Orden SND/425/2022, modifica algunos de los criterios para restringir temporalmente los viajes no imprescindibles. Sólo se reabren, en esta fase, los puestos de El Tarajal, en Ceuta, y Beni Enzar, en Melilla, pues los restantes se dedicaban exclusivamente al paso de categorías de personas que no cumplen los requisitos que ahora se demandan.

Los requisitos para poder entrar a España

Pero, entonces, basta con formar parte de una de esas excepciones para poder entrar a España. No, tampoco es tan sencillo. Además de cumplir con una de las excepciones, el viajero procedente de un tercer país deberá cumplir con los siguientes requisitos:

  • Los pasajeros que lleguen a España por vía aérea o marítima, incluidos los que vienen en tránsito con destino a otros países, deberán cumplimentar antes de la salida un Formulario de Control Sanitario y obtener su QR para presentarlo en el embarque y en los controles sanitarios a su llegada a España. Y si provienen de un país o zona considerados de riesgo (todos aquellos que no están incluidos en el listado de países arriba mencionados y que puedes consultar aquí, en el apartado LISTADO DE PAÍSES/ZONAS DE RIESGO Y ALTO RIESGO), además deben aportar:
  • Además del Formulario de Control Sanitario, los pasajeros deberán presentar: a) un certificado o documento acreditativo de vacunación*; b) una prueba diagnóstica de infección activa (PDIA); o c) un certificado de recuperación del COVID-19.

NOTA: según Europapress, España empezará a dejar de exigir el certificado de vacunación COVID-19 a los turistas que vienen fuera de la Unión Europea "en cuestión de días" y podrán entrar con un test negativo, según anunció la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. 

La pregunta del millón

¿Estos requisitos mencionados anteriormente, se aplican a los españoles y sus familias?

En la información del Ministerio de Sanidad, en su apartado “Formulario de control sanitario/Certificados admitidos” se menciona que todas las personas que viajen a España procedentes de otro país (incluidos los niños de cualquier edad, los viajeros en tránsito a otros países y los españoles que regresan a su casa), deberán cumplimentar un Formulario de Control Sanitario (FCS) asociado a su viaje. Si viajan por vía aérea, deberán hacerlo a través de la WEB spth.gob.es   o de la APP, Spain Travel Health-SpTH (disponible para Android e iOS). Si lo hacen por vía marítima (ferris), a través del siguiente enlace: spthm.puertos.es.

Y además, si se viaja desde un país o zona considerados de riesgo, entendemos que quienes sean españoles o familiares de españoles, también deben presentar o el documento de vacunación o una prueba diagnóstica de infección activa o un certificado de recuperación.

Al finalizar la cumplimentación del FCS, el sistema le enviará un código QR que tendrá que presentar tanto en el momento del embarque, como a su llegada a España.

En el momento actual, no es obligatorio presentar el FCS si el viaje a España se realiza por vía terrestre.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Como explicamos antes, el camino que nos ha llevado a este punto no ha sido sencillo. Más bien, ha sido un continuo cambio de legislaciones en el que hasta el jurista más experto se podía haber extraviado.

El comienzo de todo fue la restricción temporal de viajes no imprescindibles a países de la Unión Europea y la zona Schengen desde terceros países, aplicada por el Consejo Europeo en marzo de 2020. A partir de ahí, cada país aplicó sus propias medidas.

En el caso de España, éstas comenzaron a implantarse a través de la entrada en vigor del Estado de Alarma el 14 de marzo de 2020. Si bien el Estado de Alarma ha finalizado en España el 8 de mayo de 2021, las medidas de restricción de entrada se han ido prolongando. Entre las medidas promovidas, se incluyó la denegación de la entrada a toda persona proveniente de terceros países, salvo en ciertas excepciones. Excepciones que, con el tiempo, se han ido ampliando.

Las vacunas y las variantes

Más allá del propio virus del COVID-19 ha habido dos elementos capitales a la hora de entender la evolución de las legislaciones. Por un lado, la aparición, en un plano positivo, de las vacunas. Por otro, el surgimiento de variantes de especial preocupación, como la más reciente: la cepa ómicron.

En estos dos años hemos vivido una especie de proceso cíclico, de eterno retorno. Así como el efecto de las vacunas ha conseguido relajar ciertos procesos de entrada, las diferentes variantes han provocado que estos se vuelvan, de nuevo, más restrictivos.

Así pues, tras responder a la pregunta de cómo hemos llegado hasta aquí, la siguiente cuestión que cabe responder es: ¿hasta cuándo durarán estas restricciones en los viajes, a España en particular?

Conclusión

¿Hasta cuándo se mantendrán las restricciones?

Tras dos años de restricciones, parece difícil atisbar su fin al completo. Los expertos afirman que las variantes seguirán surgiendo mientras el 80% de la población mundial no esté vacunada, y para llegar a ese punto queda mucho.

Eso no quiere decir, en todo caso, que el mundo se pare. La vida sigue, es probable que las excepciones se amplíen, y que la libertad de movimientos regrese poco a poco. Si quieres viajar a España, probablemente lo podrás hacer.

Y si lo que buscas es moverte a España de forma permanente, aquí te podemos echar una mano. El ser humano es un ser migrante por naturaleza, y eso tampoco lo cambiará esta pandemia.

¡Obtén una evaluación de tu situación!

Si necesitas ayuda para tramitar un permiso de residencia no-lucrativa, inversión, autorización de trabajo y/o estudio en España, entonces reserva 60-minutos de asesoramiento online y obtén consejos útiles para alcanzar el éxito.

Reserva tu consulta online
Compartir: